top of page

El impacto de las drogas en el cerebro

Actualizado: 7 ene 2022





Las drogas pueden modificar el pensamiento, la conducta y a la larga, la forma de ser de la persona. El cerebro es una de las partes más complejas y delicadas del cuerpo y de él dependen los sentimientos, la forma de pensar y la capacidad de cómo relacionarnos con otras personas. Las drogas son sustancias que actúan sobre nuestro sistema nervioso central. A nivel cerebral, las drogas actúan sobre los neurotransmisores alterando y perturbando el correcto funcionamiento afectando a la conducta, estado de ánimo o percepción. Además, son susceptibles de crear dependencia física y/o psicológica.

Afectación de la salud en general: El consumo de drogas no sólo afecta a las funciones del cerebro sino que puede alterar y provocar patologías a todo el organismo.

  • El alcohol por ejemplo puede afectar al hígado, al estómago, a los pulmones,…o el tabaco puede dar problemas cardiovasculares, pulmonares, de piel, puede provocar cáncer en diferentes partes del cuerpo,… o el cánnabis con posibles repercusiones en el sistema inmunológico, en el reproductor, a nivel pulmonar,…

  • En cuanto a las drogas emergentes o nuevas drogas psicoactivas, la falta de conocimiento e información clara sobre estas sustancias no permiten saber los parámetros de seguridad hacia los consumidores. No se tienen conocimientos sobre sus efectos.


Las drogas se suelen clasificar en tres grandes grupos: Drogas depresoras del sistema nervioso central Como por ejemplo el alcohol, la heroína, el opio, la morfina… Son aquellas que inhiben o atenúan los mecanismos cerebrales que sirven para mantener el estado de vigilia y pueden producir diferentes grados de efectos desde la relajación, somnolencia, sedación hasta la anestesia o el coma. Drogas estimulantes del sistema nervioso central Como la cocaína, las anfetaminas, la nicotina (tabaco)… Son sustancias que producen euforia, aumentan el estado de alerta y la actividad motriz, y hacen que disminuya la sensación subjetiva de fatiga y el hambre. Drogas perturbadoras del sistema nervioso central Como el cánnabis, LSD, mescalina… Son aquellas que se encuentran en plantas, hongos o son productos de síntesis. Distorsionan aspectos relacionados con la percepción, los estados emocionales y la organización del pensamiento. PROBLEMAS ASOCIADOS: Situaciones de riesgo: el consumo de drogas puede llevar a provocar o a padecer experiencias personales negativas. El poco o nulo control de las cosas que están pasando a su alrededor, la percepción equivocada de los acontecimientos, la inconsciencia de un entorno de peligro…son situaciones en las que se puede encontrar la persona que ha realizado un abuso en el consumo de drogas. Una persona sin control de sus actos ni control de las situaciones. La dependencia física es cuando el cuerpo se acostumbra al consumo de la droga. Estado de adaptación que se manifiesta por la aparición de intensos trastornos físicos, como el conocido síndrome de abstinencia, que aparece cuando se interrumpe la administración de la droga.

La dependencia psicológica es la sensación o sentimiento de satisfacción y un impulso psíquico que exige el consumo regular o continuo de la droga para producir placer o evitar malestar. Policonsumo: patrón de consumo cada vez más extendido entre los estudiantes: combinar dos o más drogas. Este tipo de consumo aumenta considerablemente los riesgos para las personas, llegando a situaciones muy críticas.

22 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page